Hablando de contar historias…

Hace algunas semanas, platicábamos acerca de lo importante que es saber contar historias, no sólo para transmitir este conocimiento o información a otras personas, sino también para poder establecer escenarios de uso que nos ayuden a delimitar la funcionalidad, experiencia y usabilidad de nuestro diseño.

Hace algunos días me encontré con unos videos del Nokia Research Center, donde a través del uso de motion graphics nos describen los escenarios de uso de las funciones que están ideando para el futuro de los móviles. Es interesante ver como para Nokia, el futuro de la telefonía celular está ligado a la nanotecnología y a todas las oportunidades de innovación e interacción que ésta conlleva.

Nokia Human Form

En este primer video, podemos ver un concepto de móvil mucho más orgánico, basado, como ya comentaba, en la nanotecnología. Algo interesante es el reconocimiento de “estado de ánimo” y como esto puede ayudar a los usuarios a mejorar su experiencia de uso y la forma en que las personas alrededor de él obtenga información, pero ¿de qué manera utilizamos todas estas funciones en un escenario de uso real?

Bueno, es ahí donde Nokia preparo otro video, que aunque no es específicamente del móvil anterior, si comparte muchas de las funcionalidades, sobre todo las enfocadas a la sociabilidad del móvil.

Nokia GEM

La historia nos ayuda a entender de que manera las personas podrán utilizar la conectividad entre dos móviles y cómo esto puede facilitar el entablar una conversación, o saber si es un momento ideal para abordar a una persona.

Así que como dije en mi anterior post, si en algún momento no sabes como explicar algo…simple, sólo cuenta una historia :)

La importancia de contar historias

koeth, nekodi, storytelling, anime, girls, niñas

Cuando era pequeñó una de las cosas que más disfrutaba (y que a decir verdad sigo disfrutando) son las historias y cuentos, no por nada fue uno de los primeros medios desarrollados por el ser humano para poder transmitir conocimiento, me apasiona poder despertar sentimientos y emociones, es decir, el generar empatía y poder entender al protagonista de la historia y es por eso que hoy en día, el contar historias (storytelling), esta volviendo a posicionarse como una herramienta que nos ayuda a contextualizar una acción, nos crea un escenario de uso, y eso mis amigos, es muy importante cuando estamos haciendo diseño de interacción pues nos permite entender a nuestro usuario, ser empáticos con sus necesidades.

Piensenlo de ésta manera, cuando estamos diseñando una interfaz, un website, una aplicación o incluso un nuevo producto, solemos diseñar en el escritorio, imaginando qué es lo que el usuario quiere:

“el usuario quiere un boton de me gusta!, el usuario quiere muchas imagenes!, el usuario quiere poder mandarlo por correo!, el usuario quiere que mientras se sube o se carga la foto la aplicación toque la macarena versión MIDI”

Sin embargo, al no tener un escenario de cómo se usarán estas características no podemos saber realmente su alcance, nuestro concepto del proyecto se quedará sólo en nuestra aplicación y sus usos supuestos.

Es ahí donde contar una historía nos ayuda, en lugar de decir, “el usuario quiere”, podemos decir, “El usuario usa esto…cuando…porque…y entonces..”

Construir está reprentación ficticia de un escenario en el que nuestro usuario utilizará la aplicación/stand/producto, basada en una investigación y observación real, nos permite ser empáticos con él y entender realmente sus necesidades.

“Pedro se fue de fiesta el fin de semana, ahora tiene mil fotos que ordenar y compartir, pero sólo puede hacerlo desde la compu del trabajo porque en su casa no tiene internet, debe de hacerlo de forma fácil y rápida para que su jefe no lo descubra. Necesita seleccionar todas las fotos, indicar que se ajusten los colores automáticamente, y compartirlas vía email a sus amigos cercanos, pero también tiene que compartir algunas fotos por facebook para que todos vean lo divertido que fue.”

nekodi

No sólo pensamos en las acciones que deberá realizar nuestra aplicación, sino que también obtenemos información de características que no habíamos tomado en cuenta:

– “Se deben subir las fotos en 2 clicks, para que el jefe no me descubra”

– ¿Lo usa en condiciones de mucha o poca luz?

– ¿Debe incluir un editor básico para la foto?

– Se debe poder compartir por distintos medios (e-mail, facebook, twitter).

– Al usar la aplicación en el trabajo, debe ser lo más simplificada y rápida posible.

– ¿Debe tener sonidos?

– ¿Debe tener mensajes pop up que aparezcan sobre otros programas? (recuerdo una ocasión que skype le jugo una mala pasada a un amigo al mostrar el mensaje sobre su reporte que estaba presentando al jefe).

A través del storytelling establecemos patrones para poder definir que características debemos agregar o eliminar e incluso cómo éstas se muestran a nuestro usuario. Usando lo que conocemos de nuestro usuario y creando historias acerca de ellos, podremos tener una visión más significativa de nuestro proyecto.

La próxima vez que deseen evaluar qué tan útil es su aplicación/producto, creen escenarios de uso y con base en sus perfiles de usuario, evaluen que tan bueno es el desempeño de las características de la aplicación según cada contexto.

Así que, es momento de volver a contar historias! 😀

Hola soy un UX y IxD designer

bomba, koeth, nekodi

Y pues eso, soy un diseñador de experiencia de usuario (user Experience UX en ingles) y de interacción (IxD Interaction designer).Y la mayoría de las veces, cuando me preguntan a qué me dedico, es algo un poco difícil de explicar, ¿de qué manera explicas que te dedicas a diseñar lo que una persona “sentirá” al momento de utilizar una lavadora…o un celular?.

Al final de cuentas, el camino más fácil para explicar que hago es, decir que soy un investigador, un observador, un generador de patrones y por último un diseñador. Cada vez que inicia un proyecto, lo primero que hago es ir con la gente, preguntarle qué necesita, observar el contexto de cada una de las personas, y después encuentro esos patrones escondidos, esos que nadie ve, los analizo y diseño la solución a esa necesidad.

Jamás me imagine que sería un diseñador de interacción, cuando era pequeño, siempre quise ser un paleontólogo, luego crecí y conocí a Studio Ghibli y quise dedicar mi vida a generar historias que hicieran a las personas, sonreír, llorar y soñar…pero la vida tiene giros imprevistos, y ahora me dedico a ayudar a la gente a entender la tecnología, a ponerla al alcance de todos simplificándola, y sobre todo, a que tecnología no sea sinónimo de complicado, sin importar si se trata de un televisor, un microondas, o la más avanzada computadora o teléfono.

Al final, me alegra pensar que estoy haciendo de esté mundo un lugar mejor, tal vez no haga cosas tan asombrosas como intentar curar la malaría, erradicar la pobreza o alimentar a los necesitados, pero lo que hago, sé que ayuda a la gente a hacer mejor su trabajo, a tener más oportunidades para crecer, y sobre todo a mejorar su vida con la ayuda de la tecnología.

Hoy más que nunca, creo que es el mejor momento para ser un diseñador de interacción y de experiencia de usuario,porque al final, cualquiera puede hacer las cosas más complejas, más grandes, y más enredadas, pero se necesita ser un genio y mucho coraje, para hacerlas más fáciles, más simples y menos complejas.